Saltar al contenido
MiNinfa.org

Tipos de ninfas ordenados por orden alfabético

Aunque la variedad original de las ninfas es la Ninfa Gris o «Ancestral», el ser humano ha dado origen a diferentes variedades de esta ave exótica. Las ninfas, al igual que otros animales, pueden cruzarse entre sí, para obtener razas de todo tipo con aspectos totalmente diferentes.

Tanto es así que estos pájaros han llegado a cambiar completamente de aspecto. Si comparamos por ejemplo una Ninfa Albina con una Ninfa Ancestral (variedad original), comprobamos que son totalmente diferentes unas de otras. 

En esta guía os voy a enseñar los tipos más comunes de ninfas carolinas. Aunque existen muchos más tipos y variedades, estas son las más abundantes.

Ninfa Albina

Es la variedad más complicada de obtener y de las más demandadas que existen. Se originó hace algunas décadas a través del ser humano, cruzando dos variedades.

Se distinguen por tener un plumaje completamente blanco, ojos rojos y es la única, junto con la «Cara Blanca» que no tiene coloradas sus mejillas.

Ejemplar de Ninfa Albina
Ejemplar de Ninfa Albina

Ninfa Arlequín

La mutación Arlequín es la mutación más antigua. Su plumaje es similar al de la ninfa «Gris Ancestral» pero sustituyendo algunas partes por tonos amarillos e incluso blancos. Sus manchas cambian por un color sólido. Este patrón puede afectar a algunas partes o a su plumaje por completo. Sus ojos son negros. La mayoría de las ninfas Arlequín tienen la cresta amarilla, sin embargo, algunas sólo tienen algunas manchas.

Ejemplar de Ninfa Arlequín
Ejemplar de Ninfa Arlequín

Ninfa Canela o Isabela

Su plumaje es marrón claro con ligeras manchas amarillas y tiene la cara amarilla. Al nacer tiene los ojos rojos, que pasan a ser negros tras el paso de las semanas.

Ninfa Canela o Isabela
Ninfa Canela o Isabela

Ninfa Cara Blanca

Esta mutación se caracteriza por eliminar todos los colores amarillos y naranjas, dejando únicamente los grises y marrones, combinado con zonas blancas. Al igual que la ninfa albina, la Cara Blanca tampoco posee sus características mejillas. En esta variedad es sencillo identificar a los machos (tienen la cara blanca) de las hembras (tienen la cara gris).

Ejemplar de Ninfa Cara Blanca
Ejemplar de Ninfa Cara Blanca

Ninfa Gris o Ninfa Ancestral

Es el tipo de ninfas que encontramos en su hábitat natural, del cual se han originado el resto de variaciones. Constan de un cuerpo totalmente gris, salvo la cabeza, en el caso de los machos, que es amarilla. También poseen una pequeña linea blanca en los extremos de las alas, como la ninfa arlequín, pero más delimitadas.

Es, junto con la «Cara Blanca», la variedad en la que más sencillo es identificar a los machos y a las hembras.

Ejemplar de Ninfa Gris o Ninfa Ancestral
Ejemplar de Ninfa Gris o Ninfa Ancestral

Ninfa Lutina

Es igual que una ninfa albina, pero en vez de ser completamente blanca, es amarilla. En este caso sí que presenta los colores en sus mejillas.

Ejemplar de Ninfa Lutina
Ejemplar de Ninfa Lutina

Ninfa Perlada

Tiene un tono claro en sus plumas, con manchas amarillas y grises. Su pecho es completamente gris y tanto la cola como la cabeza son completamente amarillas.

Ejemplar de Ninfa Perlada
Ejemplar de Ninfa Perlada

Aprende más sobre las ninfas carolinas leyendo sus comportamientos.

Síguenos en Facebook. Click aquí.