Saltar al contenido
MiNinfa.org

Los mejores consejos de salud sobre las ninfas carolinas

Estas preciosas aves exóticas son fáciles de cuidar, es más, son posiblemente la mejor elección si queremos tener un ave en casa. Bastará con cumplir la guía sobre el cuidado de las ninfas en esta misma página web para que nuestra ninfa carolina esté en las mejores condiciones de salud.

Estas aves cuentan con un pico bastante fuerte, el cual deben ejercitar diariamente. Es por eso que tu ninfa picará todo lo que vea y le llame la atención, y es muy probable que rompa muchos objetos en casa a los que les tengas aprecio, los cuales tendrás que dejar fuera de su alcance. También puede optar por picar cables, y puede ser un peligro, así que debemos esconderlos también o comprar un protector para cables.

Comportamiento cuando una ninfa está enferma

Las ninfas carolinas, o psitácidas, son unas aves que en la naturaleza son presas de muchos depredadores. Por ello, cuando enferman, ocultan sus síntomas hasta que la enfermedad es grave. Es en ese momento cuando nos damos cuenta, y tenemos que reaccionar a tiempo si no queremos que llegue un mal mayor.

Cuando llega este momento se aprecia claramente que no gozan de buena salud. Y nos lo hacen ver con los siguientes gestos:

Se embola y tiembla continuamente

Si nuestra ninfa se embola y tiembla, puede ser porque se va a acicalar, como podemos comprobar en los comportamientos de las ninfas, o porque están muy enfermas. Todo dependerá de cuándo y cómo lo realicen. Si lo hacen puntualmente no tenemos por qué preocuparnos, pero si lo hacen en demasiadas ocasiones, y se combina con otros síntomas de esta página, debemos preocuparnos puesto que nuestra ninfa puede estar muy enferma.

Falta de ánimo, no quiere comer o salir de la jaula

Aunque no está 100% relacionado con su salud, sí en la mayor parte de los casos. Puede que nuestra ninfa esté desanimada puntualmente, pero si se comporta así 2 o 3 días seguidos, lo recomendable es acudir a un veterinario.

Mi ninfa se sienta, literalmente

Si tu ninfa se sienta sin apoyar sus patas sobre el suelo es porque está realmente enferma. No tenemos mucho más que decir, acude a un veterinario lo antes posible.

Cómo son sus heces en caso de enfermedad

Las heces normales de nuestras ninfas tendrán este aspecto. Si difiere de las imágenes que veis a continuación, es posible que vuestra ninfa carolina padezca alguna enfermedad.

heces2

Enfermedades de las ninfas carolinas ordenadas de más leve a más grave

Estas aves no suelen sufrir enfermedades de una forma excesiva pero no está de más acudir a un veterinario especializado en exóticos de forma periódica.

Aquí os voy a contar las enfermedades más comunes y raras que pueden padecer nuestras ninfas y los remedios adecuados para que vuelvan a estar sanas.

Enfermedad: Resfriado Común

Es una de las enfermedades más comunes en las ninfas carolinas o psitácidas. En principio no hay ningún problema si nuestra ninfa se resfría, en caso de que llevemos a cabo correctamente su tratamiento. Los síntomas son bastante claros. Falta de apetito, respiración con dificultades y estornudos. Bastará con mantener a nuestra mascota a una temperatura estable de aproximadamente 37º, buena alimentación, agua fresca y un extra de vitaminas provenientes de frutas y verduras.

Enfermedad: Diarrea

Pueden provocarla varias cosas, alimentos en mal estado, gran cantidad de verdura o una mala alimentación. En estos casos bastará con esperar unos días a que se le pase. Es recomendable administrarle 4 gotas de vitamina B12 en unos 30 mililitros de agua.

Si no se solucionara de este modo lo recomendable sería asistir al veterinario, puesto que habría que aplicar un tratamiento con Sulfamidas.

Enfermedad: Heridas

Cualquier herida que sufra nuestra ninfa carolina se debe lavar con agua y jabón y curar 2 o 3 veces al día con yodo rebajado en agua o clorhexidina veterinaria.

Enfermedad: Ácaros y piojos

Los ácaros y piojos son parásitos que pueden dañar seriamente a las aves si no se tratan a tiempo, debilitando así a las aves a las que infectan. Los ácaros y los piojos son responsables de chupar la sangre de las ninfas, por lo que es imprescindible comprobar si nuestra ninfa carolina se rasca más de lo habitual. En ambos casos, debe consultar a un veterinario para aplicar el repelente de insectos más adecuado para su mascota.

Enfermedad: Infección por megabacterias

Es una infección que ocurre en el sistema digestivo del animal debido a una megabacteria llamada Macrorabdus ornithogaster, que evita que la ninfa absorba los nutrientes que se encuentran en sus alimentos. Los síntomas más comunes son problemas digestivos, diarrea y perdida peso gradualmente.

Esta infección se puede prevenir añadiendo 500ml de vinagre a un litro de agua. Usaremos esta mezcla para suministrársela a nuestra ninfa carolina, y esto evitará que la bacteria siga afectando a su organismo. Sin embargo, lo ideal será acudir a un veterinario.

Enfermedad: Buche agriado

Se produce cuando nuestra ninfa carolina aloja comida en su buche sin llegar a digerirla. Se observa una hinchazón en el buche y un olor desagradable cuando esto ocurre. Es conveniente acudir a un veterinario lo antes posible para solucionar dicho problema. El veterinario deberá desatascar su buche de la forma correcta o podría producir daños graves e irreparables.

Enfermedad: Oclusión Ovárica

Se da con frecuencia en las ninfas hembras. Se produce cuando un huevo se queda atascado en su aparato reproductor. Esto lleva a una dificultad en su defecación.

Sus síntomas son claros: Un gran bulto en su abdomen y apatía por parte de nuestra ninfa cacatúa. Es una enfermedad grave y tendremos que acudir a un veterinario.

Enfermedad: Quemadura de buche

Si le hemos administrado a nuestra ninfa papilla a más temperatura de la adecuada, o bien hemos suministrado excesivo calor sobre su buche, es posible que nuestra ninfa carolina padezca una quemadura de buche. En la gran mayoría de los casos esto requiere acudir inmediatamente a un veterinario, pues, en caso de haberse creado un orificio en su buche, puede infectarse gravemente.

Es una de las enfermedades graves más comunes, puesto que es un error habitual calentar la papilla más de lo adecuado o incorrectamente. Para que esto no pase recomendamos leer la guía sobre el cuidado de las ninfas.

Enfermedad: Parvovirus

Esta enfermedad se conoce como la muda francesa. Es completamente mortal y es causada por un virus. Además, esta enfermedad se desconocía hace unos años y a menudo se suele confundir con otras enfermedades virales. Entre sus síntomas están el rizo de sus plumas y deformaciones.

Enfermedad: Psitacosis u ornitosis

Es una de las más graves y temidas enfermedades que pueden sufrir nuestras ninfas cacatúas. Esta enfermedad ataca a nuestras ninfas e incluso puede llegar a afectar a humanos. La forma más habitual de contagio son los polvos que generan las haces secas de las jaulas de nuestras ninfas. Es por ello que es muy importante tener en cuenta los cuidados de las ninfas.

Esta enfermedad es cusada por la «Chlamydophila psittaci» o «Chlamydia psittaci«. Los síntomas principales son la falta de apetito, un mal aspecto en sus plumas y gran segregación de mucosidad. En el caso de los humanos tiene los síntomas de una gripe. Sin embargo, puede convertirse en una neumonía.

El tratamiento más eficaz contra esta enfermedad es la tetraciclina, pero recomendamos acudir a un veterinario por nuestra ninfa y a un médico por si hubiéramos sido infectados. Para diagnosticar esta enfermedad se hará a través de las heces en las ninfas y a través de una muestra de sangre en los humanos.

Para evitar que todo esto pase y tener a una ninfa perfectamente sana, te recomendamos leer sobre los cuidados de las ninfas.

Preguntas habituales sobre su salud

¿Cuántos años vive una ninfa carolina?

Una ninfa carolina vive desde los 10 a los 20 años, aunque se han visto casos de ninfas que han vivido hasta 25. Con el tiempo estas aves viven mucho más tiempo, debido a su calidad de vida. Para garantizar una buena salud de nuestras ninfas es importante que estudies los cuidados de las ninfas, así como acudir a un veterinario mínimo cada 6 meses. Si haces todo esto es posible que tu ninfa viva mucho más tiempo y goce de una mejor salud.

También deberemos revisar su consumo de agua y alimentos, de modo que nunca le falte nada ni pese menos de lo adecuado. Para ello basta con seguir los cuidados de las ninfas. Pero además, por si nos equivocáramos, un veterinario, a través de sus heces y un estudio detallado, nos dirá si pesa lo suficiente y si su consumo de agua y alimentos es el adecuado.

¿Por qué mi ninfa se come el papel?

Es normal que algunas las aves, no solo las ninfas, tiendan a comerse el papel por diferentes motivos. Las principales razones son: porque les llama la atención y quieren jugar con ello, porque quieren ponérselo en las plumas para «embellecerse», por entretenimiento, para crear su nido o por otras razones diferentes. Y esto no es peligroso siempre y cuando el papel que estén picando no tenga exceso de tinta, puesto que es tóxica. 

¿Tienes más dudas? Escribe a contacto@mininfa.org y te las contestaremos aquí.