Saltar al contenido
MiNinfa.org

Dónde Comprar Ninfas Carolinas en Huelva

31/07/2020
comprar ninfas en Huelva

La pregunta del millón que siempre nos realizáis.

«¿Dónde puedo comprar una ninfa?» «Hola, quiero una ninfa, donde las venden» «¿Me podéis decir dónde puedo adquirir una?» Preguntas en Facebook

Y en este post os vamos a contestar a todos.

Aunque no soy partidario de hacer crecer (aún más) el mercado de compra-venta de animales, bien es sabido que los pájaros, por norma general, no suelen adoptarse. O al menos no es tan frecuente encontrar personas que los abandonen. Además, estas aves deben ser cuidadas desde muy pequeñas para que establezcan un vínculo con los seres humanos. De lo contrario puede ser muy difícil o incluso imposible hacer que aparezca dicho vínculo.

Si después de haber leído los cuidados de las ninfas y sus consejos de salud estáis dispuestos a asumir la responsabilidad que ello conlleva, estaréis listos para adquirir una ninfa. Y es que el cuidado de una ninfa es, aunque sencillo, un compromiso que hay que asumir y debemos dar lo máximo para que el ave sea lo más feliz posible. Le hemos quitado su libertad, debemos al menos proporcionarle una vida saludable, libre de depredadores y un entorno agradable.

Teniendo en cuenta lo anteriormente mencionado, es hora de proceder a adquirir nuestra ninfa carolina en Huelva. ¿Cómo? No seas ansioso que te lo voy a contestar ahora.

¿Dónde comprar una ninfa carolina en Huelva?

La respuesta es bastante sencilla, a través de una pajarería o criador experimentado.

¿Y cómo encuentro una pajarería o criador experimentado en Huelva?

Pues aquí os voy a explicar cómo encontrar cada uno de ellos.

Encontrar una pajarería adecuada para comprar una ninfa en Huelva

Pues muy sencillo, a través de internet. Basta con buscar «pajarería» en Google Maps, o buscar «criador de ninfas carolinas». Y localizar uno cercano a ti y con buenas valoraciones.

captura google maps mininfa.org

Nos podríamos decantar tanto por la del anuncio, como por Pajarería Berman (por ejemplo), con una valoración bastante alta y gran número de comentarios. A más comentarios y mayor valoración, mejor. No nos vale una tienda que tenga una única valoración de 5 estrellas, ni nos vale una con menos de 4 estrellas.

También es importante leer bien los comentarios, saber que esa pajarería trata bien a sus clientes, y, más importante, a los animales que ofrece.

Si la pajarería cumple con estos requisitos, podremos presentarnos allí para elegir a nuestra ninfa carolina.

Encontrar un criador experimentado para comprar una ninfa carolina

Si nos decantamos por un criador, el proceso es similar pero mucho más complicado encontrar uno. Y no solo eso, sino encontrar uno de calidad que se preocupe realmente por los animales.

Uno muy bueno por ejemplo es Domingo Manzaneda Herrera al que podéis encontrar a través de su perfil de Facebook. Es un gran criador con una cantidad de variedades de loros gigantesca.

En caso de que no os convenza o que viváis lejos de Valencia, que es donde tiene a sus loros, lo que tendréis que hacer será buscar tanto en Google como en Facebook por criadores. Sin embargo, será una tarea compleja, puesto que hay muchos y es difícil conocer los servicios y tratos de cada uno. Siempre hay que basarse en comentarios de otras personas.

Diferencias entre ninfa papillera y no papillera

Hay una gran diferencia entre una ninfa papillera y una alimentada por sus padres biológicos o por otras ninfas, y es sobre todo en su comportamiento.

Una ninfa papillera: Se acostumbra a los seres humanos desde muy pequeña, y por tanto, es más sociable, juguetona y divertida. La desventaja es que requiere unos cuidados mucho más intensivos en sus primeras semanas, como un pequeño bebé, y corremos el riesgo de acabar con su vida. Son extremadamente frágiles cuando son pequeñas y cualquier mínimo error puede ser fatal.

Una ninfa no papillera: No establece el mismo vínculo con los seres humanos como una papillera. Suelen ser más ariscas y tenernos miedo. Se puede conseguir ganar su confianza, pero es un largo trabajo y requiere mucha constancia. La ventaja es que no tenemos que pasar por el empapillamiento, por lo que no corremos el riesgo de que muera por algún descuido durante esa etapa.

Síguenos en Facebook. Click aquí.